Apoyo de vigas de madera en muros de carga

Como comentamos en un post anterior sobre la viabilidad de conservar estructuras con vigas de madera, en esta entrada vamos a intentar dar algunas recomendaciones para resolver el apoyo de las vigas de madera en los muros de carga.
Tradicionalmente las vigas de madera se apoyaban en los muros de carga (normalmente de piedra) de diversas maneras:

  • Directamente mediante huecos practicados en el muro, que en ocasiones (sobre todo cuando el muro no tenía el suficiente espesor) atravesaban el propio muro dejando la cabeza de la viga en la cara exterior, a la intemperie (de hecho esta solución da lugar a los triglifos, presentes desde la arquitectura griega). Los huecos a veces se tomaban con mortero bastardo, pero normalmente se dejaban abiertos.
  • Mediante huecos en el muro, pero con algún elemento de transición entre la viga y el muro. Normalmente una durmiente de madera, un taco de madera “de sacrificio” que si se pudría se sustituía por otro. En algunos casos el hueco se “cajeaba” con piezas de madera, sobre todo en edificaciones un poco más sofisticadas.

apoyo viga madera en muro piedra cajeado de madera  apoyo viga madera en muro piedra cajeado de madera

apoyo de una viga de madera en el muro piedra con cajeado de madera

  • Mediante ménsulas, “canzorros” o piezas de la fábrica en voladizo sobre las que apoyan las vigas, bien directamente o bien sobre una pieza durmiente de madera.

apoyo viga madera en ménsula de piedra    apoyo viga madera en ménsula de piedra

Apoyo de una viga de madera en la ménsula de piedra

En todas las rehabilitaciones que hemos acometido la receta que mejor nos a funcionado es la más sencilla:
Dejar una holgura en el hueco, que además es necesaria para poder colocar las vigas si hubiera que sustituirlas. Simplemente.

Orificios al exterior para mejorar la ventilación

 

Las cabezas de las vigas deben estar ventiladas para que no tengan humedad,  se recomienda (CIS madeira en Galicia) dejar una cámara de unos 15 mm.
Además las vigas de madera normalmente están diseñadas para trabajar con apoyos isostáticos, y si “tomas” las vigas con mortero les estás dando una cierta hiperestaticidad que puede producir alguna patología.
Pero el principal motivo es prevenir contra la HUMEDAD, que como se explicaba en el post anterior, es el principal problema de las estructuras de madera.

Es importante también para prevenir la humedad por capilaridad del muro, disponer, como se hacía tradicionalmente, de algún elemento de transición entre la viga y el muro. Este elemento puede ser la tradicional pieza durmiente de madera, una lámina de plomo, o lo más habitual actualmente es una lámina de neopreno.

Para facilitar la ejecución del encintado del muro de piedra, que muchas veces se deja a la vista, en La Urbana ponemos unos trozos de porespán o cualquier plancha de aislamiento de 2 cm en el hueco donde se aloja la cabeza de la viga, y al final de la obra la sacamos para que esa cámara quede totalmente limpia.

A veces hemos hecho como remate, sobre todo si no dejamos la piedra vista y se trasdosa con un tabique de ladrillo o incluso con pladur, un cajeado de madera.

Cuando hay que cambiar las vigas, y se cambia también la posición de las mismas de manera que no coincide el hueco existente, en ocasiones es conveniente en vez de hacer un nuevo hueco, disponer algún elemento metálico donde apoye la viga. Lo más habitual es un perfil laminado en L del ancho de la viga, anclado al muro mediante splits o incluso un perfil todo a lo largo del muro que recoja todas las cabezas de las vigas. En todo caso son ya soluciones más complicadas que merecen un cálculo detallado y una evaluación del estado del muro especialmente en la zona donde se pretende anclar esa pieza.

apoyo vigas madera en estructura auxiliar metálica

Estructura metálica auxilar para el apoyo de las vigas de madera

Como conclusión nuestra recomendación para resolver los apoyos de las vigas de madera en los muros de carga es que se deje ventilada la cabeza de la viga mediante una cámara, una holgura de unos 15-20 mm, y que se disponga un neopreno donde apoye la viga, que haga de elemento de transición entre ésta y el muro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: