Arquitectura bioclimática. Cubiertas ecológicas.

La arquitectura bioclimática trata, a través del máximo aprovechamiento de los recursos que la naturaleza nos brinda, de mejorar de las condiciones de aislamiento de los edificios para incrementar su eficiencia energética. En este artículo analizaremos las cubiertas ecológicas.

Las cubiertas ecológicas son una posibilidad efectiva y real, también en el ámbito de la rehabilitación. En La Urbana hemos realizado una de estas cubiertas en la zona ampliada de una vivienda en el Casco Histórico de Santiago de Compostela, uno de los mejor conservados del mundo.

Las razones que nos llevaron a escoger esta solución de cubierta frente a otras fueron más de corte conceptual que bioclimático, aunque una vez que estudiamos su composición y comportamiento nos convencimos de la idoneidad de su instalación.

En la zona donde se sitúa la vivienda se permitía el añadir un “cobertizo” de una sola planta pegado o no a la edificación principal.

De acuerdo con la propiedad decidimos instalar en este anexo el salón, para vincularlo con la huerta de la parte trasera de la parcela, y unirlo con la edificación principal a través de un pasillo acristalado hacia el patio resultante.

esquema volumetrico vivenda

esquema volumétrico de la vivienda

planta y sección extraida de la consulta administrativa para la aprobación de la cubierta ecológica

Esto hace que desde el dormitorio principal situado en la primera planta, la cubierta del anexo es muy visible, y cualquiera de los materiales permitidos por la normativa (que prohibía las cubiertas planas y/o transitables) nos planteaba problemas de índole visual desde el mismo dormitorio: la teja necesita más pendiente, con lo que el volumen del anexo sería mucho mayor, y el zinc y otros elementos metálicos nos parecían fríos y descarnados.

cubierta ecológica desde el dormitorio

vista de la cubierta vegetal desde el dormitorio

Pensamos entonces en una cubrición vegetal como continuación de la propia huerta, casi con pretensión de mimetizarnos con el terreno donde se asienta la vivienda, de manera que también en una panorámica desde una cierta distancia, posible ya que la casa está en una cota bastante baja, cerca de un río, se confundiera el tejado con la propia huerta, minimizando su impacto.

Se hizo una consulta formal a la administración para que fuera aceptada esta solución, que no estaba contemplada en la normativa, que se resolvió favorablemente.

Cubierta durante la obra

cubierta ecológica en verano

Cubierta ecológica en primavera

cubierta ecológica en otoño

Cubierta ecológica en otoño

A continuación explicamos en qué consiste la cubierta ecológica.

La cubierta ecológica es un tipo de cubierta vegetal con un substrato de poco espesor y una capa vegetal con plantas de bajo porte.

funcionamiento cubierta vegetal zinco

Esquema de  cubierta vía Zinco-cubiertas

Las diferencias entre una cubierta ajardinada normal y una cubierta ecológica radican en el espesor de la capa de sustrato, y fundamentalmente en que no necesita mantenimiento, es decir, riego. Por eso se considera ecológica y pertenece a la llamada arquitectura bioclimática, y no porque utilice una capa vegetal como acabado.

Hacemos hincapié en esta diferencia porque es habitual confundir los términos ecológico y vegetal. Una cubierta ajardinada que tenga como acabado un césped como el del green de un campo de golf que tenga que ser regado todos los días no es ecológica en absoluto.

La cubierta ecológica o extensiva tiene una capa vegetal de pocos centímetros de espesor (normalmente menor de 10cm),con plantas de bajo porte (generalmente autóctonas),con abastecimiento de agua y substancias nutritivas por procesos naturales. La cubierta ajardinada intensiva, o cubierta jardín, tiene un substrato de mayor espesor (más de 20 cm), plantas árboles y arbustos de mayor altura y mantenimiento típico de cualquier jardín.

Diversos estudios (como La cubierta ecológica como material de construcción”, de María Machado, Celina Brito y Javier Neila, del que hemos sacado parte de este artículo) demuestran que las cubiertas ajardinadas mejoran la transferencia de calor, al actuar la vegetación como “sombra” y humidificador natural del aire en contacto directo con la cubierta, y aumentan la inercia térmica del cerramiento, consiguiendo una mayor estabilidad térmica del interior.

Los componentes de la cubierta ecológica son los siguientes:

  • Una capa vegetal con especies autóctonas y de mantenimiento nulo.
  • Un substrato orgánico o inorgánico de poco espesor, bajo peso y nutrientes suficientes para el desarrollo vegetativo de las especies.
  • Retenedor de agua en forma de gel, paneles de lana de roca, o paneles sintéticos (nosotros en Galicia empleamos una lámina de nódulos drenante, popularmente llamada “huevera”, donde cada nódulo funciona como un pequeñísimo aljibe, en lugares de clima más seco se pueden poner láminas ya especiales con cavidades más amplias para mayor capacidad de almacenamiento de agua tipo Floradrain de Zinco).
  • Bajo el substrato un fieltro sintético para la retención de las partículas finas del substrato.
  • Aislamiento térmico opcional dependiendo de las condiciones climáticas del lugar.·
  • Una lámina de impermeabilización, generalmente antirraíz.
  • Soporte estructural.

esquema cubierta ecológica

Esquema comercial de composición una cubierta ecológica

lámina retendora de agua

Lámina con cavidades que funcionan como pequeños depósitos de agua. Vía Zinco-cubiertas

Al utilizar una capa de sustrato de poco espesor y vegetación de porte bajo, permite generar cubiertas vegetales en planos inclinados, y estructuralmente no suponen un incremento de peso sustancial con respecto a otros materiales de cubrición habituales.

cubierta ecológica inclinada

Cubierta ecológica en un plano inclinado.

La elección de las especies vegetales que mejor pueden adaptarse está sujeta a importantes condicionantes impuestos básicamente por el clima. El objetivo principal es el de encontrar una especie vegetal que tapice una superficie sin cuidado de ninguna clase y cuya supervivencia contribuya a una mejora en la calidad medio ambiental, que puedan desarrollarse en pocos centímetros de suelo.

Las características para este tipo de vegetación, según el estudio antes citado, se enumeran a continuación:

  • Capacidad para soportar temperaturas extremas.
  • Capacidad para soportar grandes períodos sin aportación de agua, por lo cual no deben utilizarse hojas planas, lo que nos indica una escasa resistencia a la sequía del verano, mientras que las hojas más globosas pueden resistir grandes períodos de sequía.
  • Desarrollo en la superficie, con suficiente capacidad de crecimiento horizontal para tapizar la cubierta
  • Capacidad de crecer en suelos pocos profundos.

Un tipo de vegetación que cumple estos requisitos en casi todos los climas de la península Ibérica es el Sedum, que es la que empleamos también en la vivienda en Santiago.

cubierta ecológica colores

Ejemplos de sédum en cubiertas.

Hay diferentes especies de sédum, de colores diversos que además van variando con el paso de las estaciones del año,  por lo que se pueden crear superficies ajardinadas muy atractivas estéticamente.

En conclusión las cubiertas ecológicas son una solución que permite generar superficies vegetales en planos inclinados o en espacios donde antes no era posible, con una mejora sustancial de las condiciones de aislamiento térmico y con un coste energético nulo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: